Bajo el lema “el sol brilla para todos”, el proyecto franco-argentino Solar Inti trabaja desde 2008 en el noroeste de la Argentina, para que distintas familias y comunidades puedan utilizar cocinas ecológicas. La organización ofrece capacitaciones para que los propios usuarios puedan construir hornos que utilizan la energía solar para la cocción de los alimentos.

La iniciativa tiene un impacto directo en las comunidades del norte de la Argentina, más precisamente en la zona cordillerana de la puna, ya que muchas de ellas cocinan y se calefaccionan con leña y gas. La escasez de estos recursos y el costoso precio que implica vivir en base a este tipo de energía no renovable perjudican la calidad de vida de aquellas comunidades. Además, la extracción de leña para combustible ha perjudicado al entorno natural, ya que en los últimos treinta años se ha producido una desertificación acelerada en la zona y muchas especies autóctonas se han extinguido (tolas, cangias, churquis).

Esta problemática se replica en numerosos países en vías de desarrollo, donde millones de personas dependen de la biomasa tradicional para cocinar y calefaccionar, o carecen de electricidad o no pueden pagar los servicios energéticos modernos aun si estuvieran disponibles. Por ello la Asamblea General de las Naciones Unidas declaró a 2012 como el Año Internacional de las Energías Sustentables.

¿Qué ventajas ofrecen las cocinas solares?
Ventajas para la salud: evita enfermedades oculares y pulmonares provocadas por el humo, además de problemas de espalda por el transporte de leña. Suprime diarreas, gracias a la pasteurización del agua. Se preservan las propiedades nutritivas de los alimentos, los sabores y aromas originales.
Ventajas para el medio ambiente: Reduce la destrucción de bosques y la erosión del suelo. Disminuye la emisión de gases a efecto invernadero (CO2).
Ventajas para la economía: Reduce los gastos de combustibles (leña, carbono, gas, kerosene). La fabricación de cocinas solares crea empleo local.
Libertad: se dispensa, a mujeres y niños, de 15 horas de trabajo semanal destinado a buscar leña. Ese tiempo queda disponible para tareas de educación, capacitación, cuidados de la familia y recreación.

En Ammanik quisimos honrar el Año Internacional de las Energías Sustentables, promoviendo un viaje al Noroeste de Argentina para realizar un taller de construcción y uso de cocinas solares con el objetivo de generar conciencia y mostrar que las energías renovables no son solamente beneficiosas para el medio ambiente sino que además mejoran la calidad de vida de la gente, económica y socialmente.

Aquellos que quieran saber más sobre el proyecto Solar Inti pueden visitar la página web www.solarinti.blogspot.com.ar

Y quienes estén interesados en hacer un viaje al Noroeste y realizar el taller de construcción y uso de cocinas solares pueden acceder al siguiente link taller de construccion y uso de cocinas solares en salta o escribirnos a info@ammanik.com.ar

Dejá una respuesta

Tu e-mail no será publicado.